Derrame articular

Para tratar derrames articulares se dispone de las siguientes formas de terapia: 

Electroterapia
Electroterapia
Electroterapia

Electroterapia

La electroterapia se aplica de modo adyuvante para favorecer la resorción del derrame y reducir el dolor. Mediante la electroestimulación en combinación con formas activas de terapia, en lo que respecta al derrame articular, la tumefacción y el dolor entre los 7 días y las 12 semanas posoperatorias es posible conseguir resultados significativamente mejores que solo con las formas activas de terapia.

Electroterapia