Hernia discal con radiculopatía

Para el tratamiento tras una hernia discal con afectación radicular se dispone de las siguientes formas de terapia:

Terapia con ultrasonidos
Terapia con ultrasonidos
Terapia con microondas
Terapia con microondas
Terapia de tracción
Terapia de tracción
Terapia con ultrasonidos

Terapia con ultrasonidos

Los ultrasonidos se aplican con el fin de influir en los problemas consecutivos de una degeneración de discos intervertebrales (reducción del tono muscular y los dolores tensionales asociados, así como aumento de la circulación sanguínea) y tratar tendinopatías de inserción. Como resultado del alivio del dolor se optimiza la posibilidad de aplicar la cinesiterapia con la subsiguiente mejora funcional.

Terapia con ultrasonidos
Terapia con microondas

Terapia con microondas

La terapia con microondas se utiliza como adyuvante fisioterapéutico y está implementada como opción terapéutica en la directriz S2k de la DGOOC sobre tratamiento conservador y rehabilitador para hernias discales con sintomatología radicular. Se realiza con el fin de reforzar la circulación sanguínea y aumentar el metabolismo. 

Terapia con microondas
Terapia de tracción

Terapia de tracción

La tracción asistida por aparatos con una terapia adicional con microondas se utiliza como adyuvante fisioterapéutico y está implementada como opción terapéutica en la directriz S2k de la DGOOC sobre tratamiento conservador y rehabilitador para hernias discales con sintomatología radicular. La terapia permite reducir significativamente la hernia discal y mitigar la sintomatología del dolor, en especial en casos de hernia discal pronunciada. 

Terapia de tracción